15 jun. 2011

Leptis Magna en peligro.



Las fuerzas leales al régimen del líder libio, Muamar Gadafi, trasladaron ayer municiones y cohetes al importante yacimiento arqueológico de Leptis Magna —en Trípoli—, confiando en que su valor histórico sirva para evitar los ataques de la OTAN. Leptis Magna, una ciudad fundada por los fenicios en el siglo XII a.C. y que perteneció a Cartago y posteriormente a Roma, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982.
No obstante, es posible que la estrategia de Gadafi sólo sirva para llevarse en su caída una huella histórica de quienes reinaron en su territorio antes que él. La OTAN anunció que, si se confirma esta información, no descarta bombardear las antiguas ruinas romanas.
«Vamos a acabar con todo aquello que suponga una amenaza para los civiles libios», señaló a la CNN un miembro de la OTAN en Nápoles, que prefirió permanecer en el anonimato. Por su parte, el comandante supremo de las fuerzas rebeldes libias, Abu Mohamad, confirmó la noticia: «Ayer fuimos informados de que las fuerzas de Gadafi se han ocultado en el interior de Leptis Magna», dijo en la cercana localidad de Zlitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario